Comunidad Geek Tecnología

La búsqueda del Software Perfecto es loable, pero, ¿existe?

enero 22, 2019

La búsqueda del Software Perfecto es loable, pero, ¿existe?

This post is also available in : Inglés

En busca del Software Perfecto o el menor número de fallos posibles

Como sabemos, aquí en Pandora FMS nuestra labor es la monitorización, siempre de manera flexible, y la cual consiste, en pocas palabras, en verificar que todo vaya bien. En un mundo perfecto no sería necesaria la monitorización pero, como la mecánica cuántica a nivel infinitesimal rige este universo que apenas conocemos, hay cantidad de cosas que pueden ir mal. Un servidor sin memoria RAM del tipo ECC puede verse afectado por la radiación solar o cósmica, ocasionando resultados impredecibles.

software perfecto
Memoria con ECC

Como sabemos que “si hay muchas maneras de hacer algo, una de esas maneras saldrá mal”, siempre se ha programado desde el punto de vista de agregar redundancia, una tras otra, para así minimizar los eventos indeseables. En este artículo no nos adelantaremos tanto en el futuro, sino que visitaremos conceptos clave que hemos expuesto con anterioridad para luego sí hablar sobre el Software Perfecto, su búsqueda y la verificación de su existencia.

Software Perfecto y monitorización

Una de las premisas de Pandora FMS consiste en estar en contacto permanente con nuestros usuarios, y este blog va de ello, para manteneros actualizados y conocer vuestras inquietudes acerca de nuestro software y la monitorización en general. A partir de la versión 7 (New Generation) escogimos la vía de la Liberación Continua de software para minimizar el impacto en las actualizaciones y con la mejora -y corrección- de pocos elementos puntuales, todo en aras de la perfectibilidad. Sin embargo, esto no es suficiente debido a muchos factores tanto internos como externos.

Factores internos

Ya os dijimos cómo va esto de la Liberación Continua de software en detalle. Es una tendencia hoy en día por parte de todas las casas de software el alcanzar el Software Perfecto. Mientras más cambios hagamos en un sistema, mayor probabilidad de encontrar resultados adversos.

En computación no existen los errores como tal, sino excepciones. Por ejemplo, todos sabemos que al dividir cualquier número entre cero el resultado es el infinito; sin embargo, en matemáticas hay funciones que cuando se les aplica la teoría de límites y derivadas pueden producir un valor fijo y exacto: ésa es una excepción. Siempre programamos para evitar las divisiones entre cero, pero pocas veces recordamos que no siempre obtendremos infinito -u otro resultado no acorde- como respuesta.

Lo que queremos indicar es que no alcanzamos nunca la perfección, sino que estamos dispuestos siempre a correr un riesgo muy pequeño: cuando obtenemos de un programa o sistema un 99% de satisfacción tendemos a indicar que “todo va bien”. Incluso Pandora FMS, con su monitorización dinámica, no nos agobia con alarmas innecesarias (siempre haya transcurrido un buen período de tiempo recolectando valores para discernir lo que es normal en una empresa pero no lo es en otras).

Desde luego, en este siglo XXI nos valemos no solamente de usuarios beta, sino que automatizamos las pruebas al máximo y además las empresas, para tener una mayor confianza, a medida que pasa el tiempo ofrecen recompensas monetarias a todos aquellos y aquellas que puedan descubrir alguna vulnerabilidad en el software.

Una vulnerabilidad es otra de esas excepciones de las que hablamos: probablemente por sí solas no molesten en absoluto a los usuarios, y corregirlas costará tiempo y dinero a los programadores y encargados del desarrollo. El problema radica en las insanas intenciones que albergan terceros para obtener cualquier tipo de beneficio indebido. Generalmente, en estos casos el cazarrecompensas de manera privada hace llegar su descubrimiento, le es retribuido económicamente su silencio hasta que la casa de software corrige la vulnerabilidad y es hasta ese momento en que el buscador de fortuna hace su alharaca pública (hasta le hacen caravana en los medios). Como vemos, en esos casos particulares todos ganan.

Factores externos

Como dijimos al principio, los servidores utilizan memoria RAM más costosa con Error-Correcting Code o ECC (Código de corrección de errores) para garantizar al CPU la entrega y recepción de datos. También un sobrevoltaje debido a la caída de un trueno sobre las líneas eléctricas, por más aparatos de protección que se tengan, pueden afectar de manera imprevista. Pero no solo los fenómenos naturales son culpables de contratiempos en nuestro trabajo.

La NASA y el software perfecto

Desde los albores de los ordenadores, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (National Aeronautics and Space Administration, o simplemente NASA) de los Estados Unidos ha dado cuenta de los ordenadores y su uso fue particularmente útil para cuando, a finales de los años 60, llegamos a la Luna. La misión que logró la hazaña fue la del Apolo 11 y la principal responsable del desarrollo del sistema operativo utilizado fue la doctora Margaret Hamilton.

software perfecto
Dra. Margaret Hamilton trabajando en la misión espacial Apolo

Fue el 20 de julio de 1969 cuando las preocupaciones de esta brillante mujer sobre el Software Perfecto fueron cristalizadas en un rotundo éxito en el momento del alunizaje. La historia da para hacer una película, pero aquí os diremos que el ordenador de a bordo fue diseñado para utilizar un máximo del 85% de su capacidad de cálculo, discernir sobre cuáles tareas eran prioritarias y en caso de presentarse un glitch software reiniciar y continuar exactamente con los mismos valores al momento del infortunio.

Para aquella época todo esto era una verdadera hazaña y lo mejor del caso era que ninguno de los astronautas debía preocuparse en absoluto. Todo esto era transparente al usuario… o casi. En el momento del alunizaje, desde el centro de control de vuelo en Tierra ordenaron a los tripulantes el activar el radar de encuentro (“rendevouz radar”) que sirve para conectar dos naves espaciales, para luego emprender el regreso. La buena idea era que en caso de que fallara el alunizaje el radar estuviera encendido y funcionando para conectar al transbordador en órbita a 110 kilómetros de la Luna y traer sanos y salvos a nuestros héroes.

software perfecto
Insignia de la misión Apolo 11

El radar tenía tres modos de funcionamiento: automático, manual y sincronizado con la computadora de a bordo. Se pensaba que los dos primeros modos no afectaban para nada a los cálculos de alunizaje, y de hecho lo operaron en modo manual… sin saber que bajo ciertas circunstancias muy particulares, por medio de la misma fuente de alimentación eléctrica que alimentaba ambos equipos, el radar comenzó a añadir “ruido” que el sistema operativo interpretaba como datos de monitorización enviados por el radar.

Como el sistema operativo sabía que estos datos no tenían nada que ver con el alunizaje, eran desechados continuamente e incluso varias veces reinició el ordenador sin que lo supieran los astronautas ni el equipo en Tierra. Y todo hubiera quedado allí, sin pena ni gloria, hasta que la carga de CPU sobrepasó el 85% y se dispararon las alarmas.

En total fueron cinco avisos de advertencia que casi hacen abortar la misión, de no ser porque buscaron las descripciones de los valores 1201 y 1202… para conocer que simplemente indicaba que quedaba menos de 15% de capacidad de cálculo. Sabiendo esto en tiempo real, finalizaron su cometido para gloria de la Humanidad.

El Software Libre y el Software Perfecto

Lamentamos desilusionaros: no son lo mismo, ni son sinónimos. La única ventaja del Software Libre es que podremos nosotros mismos analizar el código fuente, repararlo e incluso mejorarlo, siempre bajo nuestra absoluta responsabilidad y con la obligación de compartir todas nuestras modificaciones. Es entonces que el software libre es una herramienta o modelo para allanar el camino a la perfectibilidad del software y junto a la ingeniería de software algún día podrá ser alcanzado. Precisamente, en Pandora FMS, desde 2004, apostamos a este camino.

Nuestro destino: mudarnos de la Tierra

Cuando vayamos al espacio no tendremos los beneficios de la integración continua de software para entregarnos los parches necesarios. Incluso en esos casos tenemos que hacernos a la idea de la monitorización de los más diversos dispositivos. Cuando visitemos otros mundos, seguro que contaremos con la monitorización para alcanzar nuestras metas, por muy ambiciosas que parezcan hoy.

¿Dudas, comentarios? ¡Contactadnos! ¿Tenéis alguna historia o anécdota sobre la búsqueda del Software Perfecto? Dejad vuestros comentarios abajo.


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.