Comunidad Geek Tecnología

Historia de los virus informáticos: Creeper y Reaper.

octubre 10, 2018

Historia de los virus informáticos: Creeper y Reaper.

El post está disponible también en : Inglés

Creeper y Reaper, el primer virus y el primer antivirus de la Historia

La arqueología informática tiene la particularidad de contener pequeñas historias que ofrecen grandes referencias. Todos hemos oído hablar de algunas de ellas.

Y es que la informática es una técnica joven, pero ha evolucionado tanto y tan rápido que ha desarrollado todo un mundo de pequeños eventos históricos, cuasi mitológicos, que terminaron dando lugar a fenómenos muy extendidos y que afectan, hoy en día, a nuestra vida cotidiana.

Porque, ¿quién no conoce los virus informáticos? ¿Quién no ha sufrido alguno de ellos? El malware es una desagradable realidad con la que puede toparse cualquier usuario de dispositivos informáticos; a veces una simple curiosidad molesta, otras veces un verdadero problema, lo cierto es que el virus, troyanos, spyware, el software malicioso en definitiva, es un problema con el que todos los usuarios de TI debemos lidiar en un momento dado.

Pero, ¿de dónde surgieron estos software tan molestos y mal intencionados? ¿A quién se le ocurrió la idea de andar fastidiando en los ordenadores ajenos? En este artículo vamos a conocer los orígenes de la idea, e incluso el primer intento por poner coto a los virus, a través del primer antivirus de la Historia.

La historia de Creeper y Reaper

“Soy la Enredadera: atrápame si puedes”.

Corría el año 1971, y este mensaje comenzó a aparecer ante los atónitos ojos de los escasos usuarios que manejaban los ordenadores que formaban parte de ARPANET (la red originaria que, con el paso del tiempo, daría lugar a Internet). ¿Qué significaba aquella enigmática frase?

Esta era la tarjeta de presentación de Creeper, el primer virus informático de la Historia, desarrollado por Bob Thomas, un programador de BBN Technologies.

Por más que su mensaje fuera desconcertante, la intención de Thomas no era –ni mucho menos- nociva. Su objetivo era crear un programa para confirmar, en la práctica, si este podía moverse entre ordenadores. Y, efectivamente, lo consiguió.

Sin embargo, Creeper era totalmente inofensivo, y nada tenía que ver con los nocivos virus que se desarrollaron años después. Tras “infectar un equipo”, Creeper mostraba su mensaje, comenzaba a imprimir un archivo y, antes de finalizar la impresión, saltaba al siguiente ordenador a través de la red, desapareciendo del primero.

Aunque su mecanismo pueda parecer muy simple, hay que tener en cuenta que era la primera vez que se creaba un software capaz de transmitirse automáticamente de un ordenador a otro. Ello conllevó no sólo la confirmación práctica de las ideas que ya enunciara John von Neumann en los años 40, sino la creación de su némesis, el primer antivirus de la Historia: Reaper.

Porque Reaper fue, claramente, una respuesta a Creeper. No hay más que atender a su nombre; mientras Creeper significa “enredadera”, Reaper significa “podadora”. Una buena solución para “cortar” lo que se extiende por donde no debería…

No hay una constancia segura de quién desarrolló Reaper. Algunas versiones afirman que fue el propio Bob Thomas, mientras otras aseguran que fue obra de Ray Tomlinson, el célebre creador del correo electrónico.

Lo cierto es que Reaper era muy efectivo en su propósito: en cuanto detectaba el ataque de Creeper lo eliminaba del sistema, evitando su propagación a otros equipos.

Algunos pondrían en duda el carácter “vírico” de Creeper, toda vez que no se multiplicaba, sino que viajaba de un equipo a otro. De hecho, tanto el concepto de virus como el de antivirus aún no existían en la época (datan de los años 80). No obstante, y para los que no estén convencidos de que Creeper fuera realmente el primer virus, podríamos hablar del primer virus de la Historia que, además, era malicioso: Rabbit.

Rabbit y los primeros virus maliciosos

Rabbit llego muy poco tiempo después de Creeper, en concreto tras un año, en 1972. La diferencia principal es que Rabbit se reproducía a sí mismo en el equipo infectado, hasta invadir el sistema y causar su bloqueo.

Años más tarde, llegaron algunos de sus sucesores, como Elk Cloner, en 1981, que afectaba a los Apple II, y se transmitía a través de los disquetes de arranque del sistema operativo, o BRAIN, el primer virus para PC, desarrollado en 1986.

La historia de BRAIN es curiosa, y merece un pequeño inciso. BRAIN fue uno de los primeros virus de difusión masiva (llegó a infectar a unos 20.000 ordenadores de la época, lo que no es una cifra menor) y se transmitía a través de las copias ilegales de MS-DOS, con el fin de controlarlas y evitar su difusión. Una vez dentro del sistema, lanzaba un mensaje al usuario en el que le advertía de la infección y le facilitaba datos de contacto con el fin de facilitar una solución (algo que recuerda a algunos malware muy populares últimamente, ¿verdad?).

Lo cierto es que esta pequeña historia de virus y antivirus sirve para resaltar un hecho que vivimos cada día: en el mundo de la informática no resulta fácil saber qué pequeño evento podría terminar convirtiéndose en un fenómeno global. El concepto desarrollado en un experimento anecdótico e inofensivo, como era Creeper, se terminó pervirtiendo en otras manos peor intencionadas, hasta dar lugar a un problema que afecta en el momento menos esperado a cualquier hijo de vecino, e incluso ha generado la creación de empresas millonarias, como las fabricantes de antivirus, cuya principal actividad consiste, precisamente, en poner coto a los descendientes más “cainitas” de la pequeña enredadera.

Y ahora que conoces la historia de Creeper y Reaper, ¿qué tal si dedicas unos minutos a conocer Pandora FMS?

Porque si te dedicas al sector de las TI o si, por ejemplo, tienes una empresa que trabaje con Tecnologías de la Información, es probable que te interese conocer qué es lo que un software de monitorización como Pandora FMS puede hacer por ti.

Porque Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocer mejor qué es lo que Pandora FMS puede ofrecerte? Entra aquí: https://pandorafms.com/es

O también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Puedes hacerlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

¡El equipazo que se encuentra tras Pandora FMS estará encantado de atenderte!


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.