Comunidad Geek

Dos casos de desastres empresariales por una mala monitorización

febrero 1, 2019

Dos casos de desastres empresariales por una mala monitorización

This post is also available in : Inglés

La necesidad de monitorización nos acecha, aquí unos ejemplos

Como más de una vez hemos advertido en este blog: “Nadie está libre del mal, porque el mal nunca descansa”. Por ello, a modo de concienciación, para que a nadie se le escape dicho apotegma, hoy nos centraremos en calamidades varias. Hechos ominosos que les ocurrieron a instituciones con cierto renombre y que lo pasaron bastante mal en su momento por no tener una solución a mano. Lo abordaremos, por supuesto, desde el punto de vista de la necesidad de la monitorización para solventar estos incidentes. Esto es, es una pequeña recopilación de “mi niño, esto no te hubiera pasado con una buena monitorización del sistema”, con el fin de constatar la importancia que tienen, en empresas grandes y pequeñas, los software de monitorización.

Los casos que iremos relatando pueden sonar hipotéticos, ya que no citaré el verdadero nombre de las empresas, pero nada más lejos, compañeros, son casos reales, solo que tenemos el buen gusto de no mentarlos. Somos buena gente y creemos que ya tuvieron un susto bastante fuerte en su día, con sus quejas y réplicas por parte de los usuarios y clientes.

Necesidad de monitorización. Caso primero: “Timmy no va a visitar Disneyworld por su cumpleaños”

Imaginaos a miles de personas perdidas y sollozando en sus respectivos aeropuertos:

-¿Mami, qué está pasando?

-¡No lo sé, Timmy, pero no funciona nada!

-¿No iremos a Disneyworld? (Niño de 3 a 4 años sollozando).

-¡Ni siquiera sé si saldremos de aquí, Timmy!

Mientras la aerolínea archiconocida no responde a preguntas, sus foros en Internet y azafatos se comen las quejas, los gritos y las conspiranoias sobre ataques terroristas. Ni hoy, ni mañana, ni pasado se vuela.

Al fin la compañía rompe su silencio, los medios filtran que todo el desastre proviene de un… ¿fallo eléctrico? “¡Venga ya, no hay quién se lo crea! ¿Una infraestructura millonaria y dicen que alguien se ha tropezado con un cable o algo así y ya no marcha nada?”.

Todo el mundo conoce a Al Cross, el “hombre de negocios” al frente de la compañía. Se sabe que le va el ahorro y la tacañería. El tipo se debe de estar ahorrando una pasta entre subcontratas y soportes de sistemas, y eso a la larga pasa factura, y aquí nos vemos, Timmy, tú, yo, y miles de personas sin su vuelo pagado y organizado antes de esta gran catástrofe.

Lo peor de todo el asunto es la falta de control en la calidad de los servicios de la aerolínea. Cada céntimo que se ahorre la compañía debería equivaler a un gramo más de peso en su responsabilidad.

Se siguió comentando, en el histérico mentidero que puede ser una sala de espera colapsada en un aeropuerto, que todo se debió a un fallo que mandó al traste las comunicaciones internas y los sistemas de facturación y gestión de equipajes. Cosas bastante importantes para una compañía de vuelo. Luego, sistemas de respaldo que no funcionaron: sistemas que existen solo para que la compañía marche, pase lo que pase, y ante cualquier error…

A lo mejor, Al Cross no lo sabe; por ello queremos dejarle un mensaje desde aquí. Un buen sistema de monitorización, Al, verifica el funcionamiento de los sistemas de respaldo, esos que le fallaron a tu compañía. Por supuesto, también controla a esos técnicos que tienes esparcidos por el mundo y constata que su respuesta sea propicia y a tiempo. La monitorización también nos permite saber cuándo una infraestructura ha alcanzado su límite o está al borde del colapso. Mide, si es necesario, los acuerdos de servicios con proveedores. De nada, sirve, Al, que me vengas ahora con que “nuestros sistemas se vieron superados por la demanda”. ¡Los sistemas de monitorización avisan de lo que está ocurriendo y te dan la opción de adelantarte al desastre! Así que, Al, explícale tú a Timmy por qué no va a volar por su cumpleaños a Disneyworld.

Moraleja: Existe la necesidad de monitorización.

Necesidad de monitorización. Caso segundo: “La abuela Paca no tiene fe en la tecnología”

Paca es una señora tirando a mayor. Desde hace unos años lleva a sus espaldas un dolor por la zona lumbar que cuando se agudiza la envía, directamente, entre clamores y gritos de venganza, al hospital. La acompaña siempre su séquito de hijos y nietos. No falta ni uno, por miedo a represalias.

No hace mucho, en su provincia, aconteció un fallo masivo en los sistemas informáticos de 18 hospitales y demás centros de atención primaria. Lo más cerca que ha estado la provincia del apocalipsis en los últimos tiempos. O si no, imaginaos a miles de personas comiéndose una fila desesperante en la sala de espera, achacosas y preocupadas, esperando su cita y su historial mientras, dramáticas ellas, creían que iban a caerse muertas allí mismo. Entre todas ellas destaca Paca, que fue de un hospital a otro azuzando a su progenie para que empujara con más fervor su silla de ruedas.

-¿Pero cómo pueden repetirse una y otra vez este tipo de caídas del sistema si es tan fácil prevenirlas con una buena monitorización? – apuntó el hijo menor de Paca, copywriter en una empresa de software de monitorización.

¡La tecnología es una patraña! ¡Y dicen que el hombre ha puesto un pie en la luna! ¡JA! ¡Pero si ni siquiera puede poner en orden las cartillas de un hospital! ¡Falsos, más que falsos! – le gritó Paca a su hijo.

-Mamá, la tecnología puede prever este tipo de incidentes, y la solución es sencilla…

-¡Mentira cochina! -respondió Paca.

En 2018, un portavoz, Peter Ledesma, tuvo que salir a la palestra y explicar un poco lo que estaba pasando a todas las Pacas de la provincia. Habló de la caída del sistema informático ENDIMIÓN, que afectó a todos estos hospitales y centros de salud de la provincia. Dijo, entre sudores, que todo venía causado por el colapso de un sistema balanceador y que para arreglarlo tuvieron que redistribuir todos los datos y la gestión a otros servidores de la red de hospitales.

El hijo copywriter de Paca estuvo atento al comunicado y se quedó con la copla: “¿Y por qué el mismo sistema, ENDIMIÓN, que funciona en otras muchas provincias, no había dado problemas en ellas? ¿Y por qué no han explicado las medidas que van a tomar para que no vuelva a suceder? ¿Por qué? Yo te diré por qué, porque no tienen ni pajolera idea de lo que ocurrió en verdad, ergo no pueden prevenirlo. Me va a tocar pasear a la abuela Paca en silla de ruedas toda la eternidad, si seguimos así. Señor Peter Ledesma, desde aquí le digo que desde los años 70, en informática, a esto de prevenir sucesos de este tipo se le llama monitorización. Mo-ni-to-ri-za-ci-ón. Y existen diferentes aplicaciones y softwares que pueden ayudarle a usted y a ENDIMIÓN a quedar bien con la señora Paca y todas las Pacas de este mundo.”

-Mamá Paca, tú sabes en dónde trabajo yo, ¿no?

-No.

-Pues verás, ellos podrían haberlo solucionado todo con su software de monitorización. La monitorización vigila que los sistemas de red no se sobrecarguen y advierte a los responsables si va a pasar. Mide si el “Okey” de los responsables es veraz y llega a tiempo. Con la monitorización puedes saber si un sistema va a colapsar, ¡antes de que pase, mamá! Sirve para resaltar dónde está el problema y que no vuelva a suceder, y si todavía hay infortunios, bueno, al menos sabrás de qué van y podrás explicarte mejor en los comunicados.

– Mmmm… No me lo creo.

-Pero, por Dios, ¿qué tengo que hacer para que esta mujer recupere la fe en la tecnología?

Moraleja: Existe la necesidad de monitorización.

¿Por cierto, hablando del tema, sabéis quién se lo curra como nadie y es adalid de la monitorización? Pues Pandora FMS, un sistema de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Aún quieres saber más sobre la monitorización de sistemas? Por suerte, estás en el lugar indicado para conocer más. En este blog existen decenas de artículos que pueden introducirte en este apasionante mundo. Aquí tienes un link a nuestra página de inicio: https://blog.pandorafms.org/es/

O también puedes conocer directamente Pandora FMS. Entra aquí: https://pandorafms.com/es/

Incluso puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Hazlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.