Comunidad Geek Tecnología

La lotería del silicio y los procesadores “pata negra”

abril 5, 2019

La lotería del silicio y los procesadores “pata negra”

This post is also available in : Inglés

¿Qué es la lotería del silicio? ¿Y los procesadores “pata negra”?

¿Qué tiene que ver la informática con la lotería y los jamones? En realidad, no demasiado. Pero sí que existe un factor importante en el proceso de fabricación de los procesadores que tiene bastante relación con ambas cosas.

Tal vez hayas oído hablar alguna vez de la lotería del silicio y de los procesadores pata negra. Estos últimos son buscados por algunas personas casi como si se trataran del Santo Grial.

Aunque no sean tan ricos como los auténticos jamones pata negra, este tipo de procesadores están realmente cotizados por su capacidad para ofrecer un gran rendimiento. En este artículo vamos a conocer ambos conceptos, para que veas que los ordenadores, la lotería y los jamones sí tienen que ver mucho más de lo que parece…

¿Qué es la lotería del silicio?

Para entender qué es la lotería del silicio primero deberíamos conocer un poco acerca del proceso de fabricación de los procesadores.

Como bien sabréis, el silicio es el material en base al cual se fabrican los procesadores que utilizan nuestros ordenadores (al menos hasta que sea sustituido por nuevos materiales, lo que podría suceder dentro de unos años). Para hacerlo, es introducido en hornos, donde alcanza altas temperaturas y se funde. A continuación se purifica, se eliminan sus impurezas, y el material se vierte en moldes en los que se enfría, formando monocristales.

Posteriormente, los monocristales se recortan formando obleas, que reciben tratamiento químico y pulido, para posteriormente pasar a las máquinas de litografía, que imprimirán los circuitos en su superficie.

Lo que ocurre es que, cosas de la naturaleza, por mucho empeño que se haga en el esfuerzo de sanear el material para que la pureza del silicio sea máxima, existen partes de las obleas en las que su limpieza es altísima, mientras que otras pueden contener pequeñas imperfecciones. Y, además, también pueden darse algunos pequeños fallos en el proceso de fabricación. ¿En qué repercute esto?

Lo que ocurre es que las partes más puras ofrecen una ventaja a la hora de fabricar el procesador. Estas –que suelen situarse más cerca del centro de las obleas- necesitan un voltaje para su núcleo (lo que conocemos como Vcore) inferior, lo que significa que el procesador va a necesitar menos energía para trabajar, lo que a su vez conllevará que probablemente vaya a calentarse también menos. De hecho, algunas partes menos puras de las obleas –habitualmente situadas en los bordes- suelen ser descartadas para la fabricación de procesadores, por no considerarse aptas.

Sabiendo todo esto ya supondrás por dónde van los tiros, ¿no? Efectivamente, cuando adquirimos un ordenador no solemos tener conocimiento de cuál es la pureza del silicio que nos ha tocado en suerte. Podemos haber comprado uno cuya limpieza sea estándar, pero también haber adquirido un número “premiado” y recibir el “gordo” de la lotería del silicio en forma de procesador “pata negra”.

Procesadores “pata negra”

Así es. Conocemos como procesadores “pata negra” (al menos en España: el término puede variar dependiendo del país) a esos procesadores que han sido agraciados en la lotería del silicio con un material de la más alta pureza y que, por tanto, pueden ofrecer un rendimiento superior.

No obstante, no deberías preocuparte demasiado en el caso de que no hayas sido agraciado con este tipo de procesador. Los principales fabricantes suelen garantizar la calidad de todos sus productos, por lo que no deberías tener problemas en el caso de que hayas adquirido un procesador más “normal”. Lo que ocurre es que, si has tenido la suerte de comprar un “pata negra”, es probable que su rendimiento sea algo superior.

Además, otra cosa que debemos tener en cuenta es que la “lotería del silicio” no se “juega” solo en la fabricación de procesadores, sino que también funciona con otros componentes del ordenador, como los núcleos de las tarjetas gráficas. Así que, si no has tenido suerte con el procesador, ¡tal vez la tengas con otro componente!

En busca de los “pata negra”

Un fenómeno curioso que se da en algunos usuarios de ordenadores es su afición por intentar obtener procesadores pata negra, o al menos conocer si su ordenador sería uno de ellos.

Lo que ocurre es que es difícil establecer qué podemos considerar como pata negra o no, y más teniendo en cuenta que el rendimiento de los procesadores cambia constantemente por la propia evolución de los procesos de fabricación. Así, es probable que lo que se considere hoy un “pata negra” (siempre desde un punto de vista subjetivo) ya no lo sea dentro de unos años.

No obstante, algunos usuarios realizan mediciones para conocer cuál es la proporción entre el rendimiento alcanzado por sus procesadores y el voltaje que necesitan para alcanzarlo, movidos por la ilusión de contar con un pata negra.

En fin, de tanto hablar de jamones… ¿no te ha entrado hambre? Puede que sí y que estés deseando hacerte un bocadillo. Eso sí, antes de salir corriendo disparado al frigorífico, ¿qué tal si descubres qué es Pandora FMS?

Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocer mucho mejor todo lo que Pandora FMS puede ofrecerte? Entra aquí: https://pandorafms.com/es/

O también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Hazlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

¡El equipazo que se encuentra detrás de Pandora FMS estará encantado de atenderte!


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.