Comunidad Geek

Algunas ideas para luchar contra la fatiga visual

noviembre 27, 2018

Algunas ideas para luchar contra la fatiga visual

This post is also available in : Inglés

Fatiga visual; 6 tips para combatirla si trabajas con ordenadores

Trabajar durante mucho tiempo con ordenadores cansa la vista. Al afirmar esto no estamos descubriendo un nuevo continente, ¿verdad?

Como cualquier otra actividad que requiera enfocar la vista durante un periodo de tiempo prolongado, el trabajo con ordenadores puede causar síntomas molestos y que sugieran que algo no está bien con nuestra vista, como cansancio, sequedad ocultar, picor, visión borrosa o incluso dolores de cabeza.

¿Piensas que es el precio que debes pagar por trabajar tantas horas frente a una pantalla? ¡Pues no es cierto! Sentir molestias no tiene por qué ser algo “natural”, y además pueden ser los síntomas de dolencias más graves o intensificar la afección de problemas que tal vez ya tengas diagnosticados, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, por ejemplo.

En este artículo vamos a ver algunas ideas para luchar contra la fatiga visual debida al uso prolongado de ordenadores. Eso sí, recuerda que los siguientes son sencillos tips que no sustituyen al criterio médico, por lo que no olvides acudir a un profesional si fuera necesario.

6 ideas para luchar contra la fatiga visual

– Adopta una buena postura

¿Creías que la postura de tu cuerpo no tendría nada que ver con el agotamiento que puedan sufrir tus ojos? ¡Pues tienen más relación de lo que parece!

Algunas prácticas tristemente frecuentes, como tener que alzar la mirada hacia arriba porque la pantalla esté situada demasiado elevada, pueden incrementar mucho la fatiga visual, hasta convertir el trabajo en algo insoportable. En este sentido, un ángulo de visión mucho más adecuado es aquel que sitúa la pantalla algo por debajo de nuestra línea de visión, si miráramos en línea recta. Así, la parte superior de la pantalla debería quedar aproximadamente en la línea recta de nuestra visión o algo por debajo, y el resto de la pantalla por debajo.

Pero no solo se trata de inclinación cuando hablamos de postura. La pantalla también debe estar frente a nosotros, recta (no mirándola de lado ni obligándonos a girar el cuello) y a una distancia adecuada (ni demasiado cerca ni demasiado lejos).

– Trabaja en un ambiente correctamente iluminado

Como en tantas otras cosas, en el término medio estará la virtud. Cuando debas trabajar con un ordenador, una iluminación excesiva provocará molestos reflejos, y una iluminación demasiado escasa aumentará el contraste entre la pantalla brillante y el ambiente oscuro, lo que provocará fatiga visual. Por eso, será mejor disponer de una luz suave, que no recaiga directamente sobre los ojos, e ilumine la pantalla y el teclado sin provocar reflejos.

Y además de esto, no olvides que muchas pantallas y gafas (si las utilizas) pueden incluir antirreflejantes, así que no te vendrá mal preguntar por ellos antes de comprarlas.

– Cuidado con los ajustes de la pantalla

¿Cuidas la iluminación del ambiente? Pues no olvides cuidar también los ajustes de la pantalla.

Las pantallas con las que trabajes deberán ser de una buena calidad, y no tener defectos, como una baja definición o parpadeos. Y no olvides situarlas en un lugar que permita evitar reflejos.

Además de esto, el brillo y el contraste deberán ser los adecuados (ni excesivos ni demasiado bajos), el tamaño de letras e imágenes el correcto (agrándalas si son demasiado pequeñas) y la pantalla, por supuesto, deberá estar limpia y en buenas condiciones.

Y tampoco olvides que lo recomendable es trabajar con un fondo de pantalla claro y letras en color oscuro, y no viceversa.

– Descansa cuando lo necesites

Cuando nuestro cuerpo nos pide que paremos suele ser porque lo necesitamos.

Sin embargo, incluso aunque no nos lo pida, suele ser una buena práctica anticiparnos al agotamiento y concedernos pequeños descansos frecuentes, antes de que sea demasiado tarde.

A nivel ocular, los descansos facilitarán nuestra relajación y prevendrán factores como la sequedad ocular. Algunas prácticas, como cerrar los ojos durante unos segundos, pestañear unas cuantas veces o enfocar a distancias más largas (por ejemplo, mirando a través de una ventana) nos ayudarán en el proceso. Eso sí, se trata de descansar la vista, así que ¡no se te ocurra utilizar las interrupciones para mirar el teléfono móvil u otras pantallas!

– Ojo con las gafas

¿Utilizas gafas o lentillas? Entonces no olvides mantenerlas en buenas condiciones y tener la graduación adecuada.

En ocasiones pensamos que, si ya utilizamos gafas, podemos olvidarnos del problema visual porque ya está resuelto. Y eso es un error.

Aunque utilicemos gafas o lentillas, seguiremos necesitando revisiones periódicas para confirmar si necesitamos modificar la graduación o realizar algún otro tipo de corrección, por lo que deberemos visitar a nuestro oftalmólogo.

Además, también será importante mantener nuestro material en buenas condiciones. ¿O es que piensas que puedes ir a algún sitio con esas gafas rayadas, emborronadas y que tienen hasta manchas de chocolate?

– Las lágrimas artificiales podrían ayudarte

Con frecuencia, cuando miramos una pantalla permanecemos absortos en su contenido y parpadeamos menos de lo recomendable, lo que produce la aparición de sequedad ocular.

Además, en ocasiones ciertas condiciones en el trabajo, a veces difíciles de evitar como la presencia de calefacción o aire acondicionado, pueden producir una sequedad extra en los ojos. ¿Es tu caso? Si es así, las lágrimas artificiales podrían ayudarte.

Las lágrimas artificiales te ayudarán a mantener el ojo más lubricado, lo que reducirá esta sequedad y esa sensación tan molesta. Consulta con tu oftalmólogo: él sabrá recomendarte la que resulte más adecuada para ti.

Estos son 6 breves tips para luchar contra la fatiga visual, pero recuerda que nuestra vista es uno de nuestros bienes más preciados, por lo que no olvides visitar a tu oftalmólogo siempre que lo necesites y cumplir con tus revisiones periódicas.

Eso sí, después de hacerlo, ¡no te olvides de conocer Pandora FMS!

Porque, si trabajas con ordenadores (por ejemplo, si te dedicas a la informática) es posible que necesites un buen sistema de monitorización. Y esto es lo que nos lleva a Pandora FMS, un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocerlo mejor? Entra aquí: https://pandorafms.com/es/

O también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Hazlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

¡El equipazo de Pandora FMS estará encantado de atenderte!


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.