Comunidad Geek

Bill Gates: de joven freak a emprendedor y filántropo forrado

diciembre 5, 2018

Bill Gates: de joven freak a emprendedor y filántropo forrado

This post is also available in : Inglés

Bill Gates: ¿De dónde surgió el genio de los ordenadores?

“Sé amable con los NERDS. Es muy posible que termines trabajando para uno de ellos”. ¿Quién dijo esta maravillosa y humanitaria frase?

A) William Shakespeare.
B) Mahatma Gandhi
C) Bill “Millonetis” Gates.

(Tiempo para que pienses la respuesta. Tic-tac, tic-tac…)

¡COOORREEECTO! ¡Bill Gates! El bueno de Bill es nuestro cuatro ojos preferido y antes de liderar la lista Forbes de los más, nunca mejor dicho, “afortunados” del mundo, tuvo un pasado de lo más freak y emprendedor.

Bill Gates: “Mi ambición ha sido siempre hacer realizables los sueños”

Bill, a día de hoy, está más que retirado de los negocios, pasa de aquel imperio megalómano que creó con Microsoft y se dedica a tiempo completo a la filantropía (signifique lo que signifique eso). Con una fortuna de unos 75.000 millones de dólares le da para el café y para ese momento de reflexión que conlleva tomárselo: “Oh, ¿cuánto hace ya desde que era un humilde niño de 13 añitos que usaba ¡tanto! el único ordenador de la escuela que mis notas bajaron hasta preocupar a mis padres? ¿Cuánto?”. “¿Cuánto de mis tiempos en Harvard, donde me aburría horrores y lo único que hacía era programar…?”. Pues sí, Bill Gates pasó de niño y universitario incomprendido a, en los buenos y viejos tiempos de Microsoft, ganar 250 dólares al segundo. Se dice pronto, 250 dólares al segundo… Espero que todos fuerais universitarios y niños incomprendidos, para ganar una cosa así algún día.

Bill Gates: “La vida no es justa, acostúmbrate a ello”

De él se dijo de todo: “Demasiado trasto”, “demasiado vago”, “demasiada buena mano jugando a las cartas en la cantina de la universidad”. Apuesto a que ni sus padres ni el cuadro de profesores que le tenía manía en Harvard, ni sus vecinos que estuvieron apunto de llamar alguna vez a la policía, apostaban a que, x años después, sería una de las mayores fortunas del mundo. The question is: ¿Cómo lo consiguió?

Bueno, no hay que tenerle mucha pena a Billy, nació en una familia acomodada en el Seattle pregrunge, allá por 1955. Y no, no eran pobres. Su padre tenía nombre de conde, “William Gates”, (solo hay que ponerle un “Lord” delante), y era un más que reconocido abogado, casado con Mary Maxwell, alta ejecutiva en uno de los bancos con más nivel del país, First Interstate Bank.

Si a perro flaco todo son pulgas, el dinero llama al dinero, y a la tiernesca edad de 13 años, Bill ya estaba matriculado en la escuela de más postín y prestigio del Seattle pregrunge. Allí, Bill Gates conoció los ordenadores, un momento que cambiaría la historia tal y como la conocemos. Y lo hizo, sí, gracias al Club de Madres. Esta asociación de mujeres, a la que debemos tanto, consiguió un ordenador para el colegio en una rifa benéfica (qué americano todo). Billy se sentó delante de él durante horas, programando juegos con su colega menos millonario Paul Allen.

Aquel “portátil”, un PDP-8, hecho por Digital Equipment, tenía las medidas de un armario modular de metro y medio, pero al joven Billy le valía y desde entonces soñó con desarrollar aquellos cachivaches para que todo el mundo tuviera uno y él también, los que quisiera. “Estoy seguro de que una de las razones por las que estaba tan decidido a ayudar a que se desarrollara el ordenador personal era porque quería tener uno para mí”.

Bill Gates: “No te compares con nadie en este mundo. Si lo haces, te estás insultando a ti mismo”

Años después, el sueño se comenzó a materializar. Era 1975 y dando un paseo a las afueras de la universidad, Bill y su compañero Allen toparon con la revista Popular Electronics. En ella, venía el sueño de cualquier freak como ellos: ¡una computadura para encajarla y montarla en tu propia casa! Sin teclado, sin pantalla, pero por solo ¡397 dólares!

Pero eso no era lo más importante, Dios mío, dentro de esa caja de luces, llamada Altair, venía algo muy super cool y prometedor para ellos: ¡el nuevo chip 8080 de Intel! De repente necesitaron, antes de que se les adelantaran, crear un genial software para ese chip.

“Paul y yo no dormimos mucho y perdimos la noción de la noche y el día, pero a las cinco semanas teníamos escrito nuestro Basic y había nacido la primera compañía de software para microcomputadoras. En su día la denominamos Micro-Soft“.

Bueno, ahí ya Billy se descontrola y deja la universidad y comienza con su etapa de “Yo me lo guiso y yo me lo como (TODO)”, en los primeros años de la empresa Microsoft. Que si jefe de marketing, que si llevar las finanzas, agente comercial… todo mientras mejoraba su propia creación. El tipo estaba levantando el mercado del ordenador personal y las empresas de informática iban a él como patos en busca de pan mojado.

Finalmente, el volumen de curro era tan alto que tuvo que empezar a delegar. Su colega de la universidad, Steve Ballmer, se ocupó desde entonces de dirigir la compañía, ya que no era el rollo real de Gates. Ballmer comenzó a contratar gente y la compañía comenzó a crecer desbocada.

Bill Gates: “El ordenador nació para resolver problemas que antes no existían

Aunque fuera bien la cosa, todavía el producto no había llegado a las grandes masas. No había dado todavía el paso que la tele dio en los cincuenta, por ejemplo. Pero fue en 1980 cuando los señores de IBM se presentaron en la ofi de Microsoft en Seattle y les dijeron: “A ver, caballeros, necesitamos que escribais un software que dará vida a un ordenador personal que tenemos en el horno ya casi hecho en IBM. ¿Cómo lo veis?”. Inmediatamente, Billy respondió: ¡Acepto!

El equipo de Billy se puso a trabajar, y con esfuerzo y perseverancia sacó a la luz el lenguaje MS-DOS.

En 1981, IBM nos trajo, por fin, nuestro preciado PC (Personal Computer). Traía un chip más cool todavía de Intel, el 8088. Había tres programas que lo podían hacer funcionar: Digital Research, Pascal, y el MS-DOS de Microsoft. Y sí, Bill Gates y su compañía fueron los ganadores. Solo tuvo que permitir a otras marcas fabricar programas basados en su MS-DOS a un bajo coste y asegurar que su MS-DOS era el más barato de los tres programas que competían. Además Microsoft no le dio la exclusividad de su programa a IBM, ¡no!, también la cedía a otras compañías fabricantes de ordenadores. Y bueno, a partir de ahí el PC empezó a conquistar el mercado y con él nuestro amigo Bill “Millonetis” Gates. Informático, genio, filántropo, y sobre todo persona forrada a la que envidiamos.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre lo que puedes conseguir en el mundo de la informática (porque, por supuesto, gracias a este artículo has trascendido), puedes seguir investigando en el blog de Pandora FMS.

¿Aún no sabes qué es Pandora FMS? Pandora FMS es un software de monitorización flexible, capaz de monitorizar dispositivos, infraestructuras, aplicaciones, servicios y procesos de negocio.

¿Quieres conocerlo mejor y resolver todas tus dudas? Entra aquí: https://pandorafms.com/es/

O también puedes enviar cualquier consulta que tengas acerca de Pandora FMS. Hazlo de una manera muy sencilla, gracias al formulario de contacto que se encuentra en la siguiente dirección: https://pandorafms.com/es/empresa/contacto/

¡El equipo de Pandora FMS estará encantado de atenderte!


    Written by:



    One comment
    1. Avatar

      Jimmy Olano

      Siempre he pensado que para saber a dónde vamos, necesitamos primero saber de dónde venimos. Mi enhorabuena por el artículo.

    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.